La era de los coches autónomos: ¿Estamos listos para dejar de conducir?

Los coches autónomos, son conocidos como vehículos sin conductor o autos conducido. Se estima que podrían reducir significativamente los accidentes de tráfico, eliminando el factor humano, principal responsable de las colisiones

Tecnología Sofía Monteverde Sofía Monteverde
Coches - autónomos - Tecnología
Coches autónomos Tecnología Unsplash

Los beneficios de esta tecnología son evidentes. Se estima que los coches autónomos podrían reducir significativamente los accidentes de tráfico, eliminando el factor humano, principal responsable de las colisiones. También, optimizarían el tráfico, reduciendo los atascos y el tiempo de viaje, brindando mayor accesibilidad a personas que no pueden conducir por motivos de edad, discapacidad o enfermedad. Y que no se olvide la comodidad: los pasajeros podrían aprovechar el tiempo de viaje para trabajar, leer, descansar o realizar otras actividades.

Pero, aún hay desafíos que superar. La tecnología, aunque ha avanzado mucho, precisa seguir desarrollándose para afrontar condiciones climáticas adversas o situaciones inesperadas. La infraestructura vial también requiere adaptación para facilitar la circulación de estos vehículos.

Qué son los coches autónomos Tecnología

¿Qué son los coches autónomos?

Los coches autónomos son conocidos como vehículos sin conductor o autos conducidos, son vehículos que pueden imitar las capacidades humanas de manejo y control sin necesidad de intervención humana. 

Estos coches utilizan una combinación de sensores, software y sistemas de inteligencia artificial para percibir su entorno, tomar decisiones y navegar por las carreteras de forma segura. Los sensores, como cámaras, radares y lidar permiten al vehículo detectar otros coches, peatones, obstáculos y señales de tráfico.

El software procesa la información de los sensores y la utiliza para crear un modelo del entorno del vehículo. La inteligencia artificial permite tomar decisiones sobre cómo navegar de forma segura en este entorno, incluyendo la velocidad a la que debe circular, cuándo debe frenar o girar, y cómo debe reaccionar ante situaciones inesperadas.

*Lee también: Tesla pone fin a la era de motores a gasolina

Asistencia al control total Tecnología

Niveles de autonomía: De la asistencia al control total

Existen diferentes niveles de autonomía en los coches, desde sistemas de asistencia al conductor que solo ayudan al conductor en ciertas tareas, hasta vehículos completamente autónomos que pueden realizar todo el viaje sin intervención humana. La Sociedad de Ingenieros de Automoción (SAE) define seis niveles de autonomía en los coches.

La tecnología de conducción autónoma aún está en desarrollo y que la mayoría de los vehículos en la actualidad se encuentran en los niveles 0, 1 o 2 de autonomía. A medida que la tecnología avanza, es probable que se vea un aumento gradual del número de vehículos en los niveles 3, 4 y 5 de autonomía.

Los coches autónomos tienen el potencial de revolucionar el transporte y hacer que las carreteras sean más seguras y eficientes.

Teconlogía de conducción autónoma Tecnología

Tecnología clave para la conducción autónoma: 

Los coches autónomos son sistemas complejos que integran una variedad de tecnologías para funcionar de forma segura y eficiente. Entre las tecnologías clave se encuentran los sensores, que son los ojos del coche autónomo. Permiten al vehículo percibir su entorno y detectar otros vehículos, peatones, obstáculos y señales de tráfico.

También disponen de cámaras, las cuales proporcionan información visual del entorno del vehículo. Los radares no se pueden quedar atrás, ya que utilizan ondas de radio para medir la distancia y la velocidad de otros objetos. Asimismo, el Lidar utiliza pulsos de luz para crear un mapa 3D del entorno del vehículo.

El software es el cerebro del coche autónomo. Procesa la información de los sensores y la utiliza para crear un modelo del entorno del vehículo. El software también toma decisiones sobre cómo navegar de forma segura en este entorno. Y, por último, la inteligencia artificial, que es la clave para que los coches autónomos puedan tomar decisiones inteligentes y seguras.

La IA se utiliza para entrenar al software del coche autónomo para que pueda reconocer objetos, interpretar señales de tráfico y predecir el comportamiento de otros conductores y peatones.

Impacto en la sociedad coches autónomos Tecnología

Impacto en la sociedad: Retos y oportunidades

En primer lugar, en el aspecto de la movilidad, estos vehículos tienen el potencial de hacerla más accesible para personas con limitaciones físicas, como aquellos que no pueden conducir debido a la edad, discapacidad o enfermedad. Se espera que ayuden a reducir la congestión del tráfico y los accidentes viales, lo que contribuiría a hacer las carreteras más seguras y eficientes para todos.

Desde el punto de vista económico, los coches autónomos abrirían nuevas oportunidades de empleo en sectores como la fabricación, el mantenimiento y el desarrollo de software relacionado. También se vislumbra un impacto positivo en la industria del turismo, ya que estos vehículos podrían hacer que los viajes sean más cómodos y convenientes, potencialmente atrayendo a más turistas y generando un impulso económico en este sector.

En términos medioambientales, los coches autónomos tienen el potencial de contribuir significativamente a la reducción de la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto se debe a su capacidad para optimizar el consumo de combustible y, por lo tanto, reducir la huella ecológica asociada con el transporte personal.

Impacto económico y social coches autónomos Tecnología

Impacto económico y social: Un nuevo paradigma

Desde un punto de vista económico, hay quienes celebran el potencial de los coches autónomos para aumentar la eficiencia y reducir los costos asociados con el transporte. La automatización de la conducción podría significar una disminución en los gastos de combustible, menos accidentes y una mayor productividad, lo que podría impulsar el crecimiento económico en diferentes sectores. No obstante, existen preocupaciones sobre la redistribución de la riqueza y la posible concentración de beneficios en manos de unas pocas empresas tecnológicas dominantes.

En el ámbito social, la aceptación de los coches autónomos varía. Algunas personas ven estas innovaciones como una forma de mejorar la accesibilidad para aquellos que no pueden conducir, ya sea debido a la edad, la discapacidad o la falta de experiencia. Sin embargo, otros expresan temores sobre la pérdida de control y autonomía, así como preocupaciones éticas sobre la seguridad y la privacidad en un mundo cada vez más automatizado.

Te puede interesar
Robots en Starbucks

Starbucks nos muestra el futuro al inaugurar cafetería operada por 100 robots y solo dos humanos

Sala de redacción
Tecnología

Estos robots operan utilizando la tecnología ARC (AI, Robot, Cloud), que emplea la nube de Naver y una conexión 5G para facilitar la navegación interior y el procesamiento de datos con baja latencia. Esta avanzada tecnología permite a los robots moverse de manera coordinada y eficiente por los 36 pisos de la torre, entregando los pedidos directamente a los escritorios de los empleados de Nave

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email