Le Pen quiere negar la nacionalidad automática a los hijos de extranjeros nacidos en Francia

Vídeo Selección Sala de redacción
Marine Le Pen y Jordan Bardella / La Gaceta
Marine Le Pen y Jordan Bardella / Foto: La Gaceta

Vídeo: La Vanguardia

Una prioridad absoluta de la extrema derecha francesa es frenar el flujo migratorio. Ayer, en la presentación de su programa ante las elecciones del 30 de junio y el 7 de julio, Jordan Bardella, candidato a primer ministro del Reagrupamiento Nacional (RN). 

Confirmó que uno de sus objetivos es suprimir el derecho de suelo, el ius soli , que supone dar casi automáticamente la nacionalidad a los hijos de extranjeros nacidos en Francia, y vetar para ciertos “puestos estratégicos”, por motivos de seguridad nacional, a los ciudadanos franceses que dispongan también de otro pasaporte.

Aupada por los sondeos, consciente de que la base de su fuerza está en la Francia rural y de las pequeñas ciudades, menos diversa y cosmopolita que en las grandes urbes, la extrema derecha (o nacional-populista, como prefieren calificarla algunos politólogos) quiere convencer en el fondo a sus votantes de que, con ella, Francia será un país más homogéneo y, en consecuencia, más tranquilo y feliz.

Con información de La Vanguardia 

Te puede interesar
Ciudades futuristas / Xacata

La fiebre de ciudades futuristas

Sala de redacción
Vídeo Selección

The Line es el nombre que recibe una ciudad futurista que se está levantando en Arabia Saudí, un proyecto ambicioso que promete ser la forma en la que se organizarán las ciudades de las generaciones venideras

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email